Sabemos cómo sería una cámara ideal. ¿Pero por qué no tenemos una?

Escrito por Roland Denning. Artículo de RedShark Junio 2015.

Cual es la cámara ideal?
Cual es la mejor cámara para hacer documental? Actualización.

Con toda la tecnología moderna disponible, ¿por qué no tenemos todavía la cámara documental ideal?

Hace un par de meses, escribí un artículo sobre cómo habían evolucionado las cámaras para rodar documentales que claramente llamó la atención de muchos lectores. Desde entonces, ha habido casi tantas sugerencias de cámaras, que se ajustan a mi criterio, como el número de nuevas cámaras que han ido apareciendo en el mercado.
Me opuse a la obsesión por la poca profundidad de campo que llegó con los grandes sensores, una preocupación que significa que pocos fabricantes parecen estar tomando en serio los sensores más pequeños. Aunque la estética que los grandes sensores dan a la imagen es genial para las entrevistas, la poca profundidad de campo puede ser una pesadilla para el documental de observación. Además, los grandes sensores también descartan el amplio rango, rápido y compacto de lentes de zoom que los documentalistas necesitan y, a menos que se apeguen a las lentes de las cámaras fotográficas (que tienen sus propias limitaciones), las opciones de lentes hacen que lo que parecía una cámara con un precio muy razonable al final no sea tan barato.1

¿Grande y serio?

¿ Tienen que ser grandes, siempre, los sensores para un trabajo “serio” ? Cuando Barry Ackroyd fue justamente elogiado por su cinematografía en Super 16mm con la película “The Hurt Locker”, muchos celebraron que fue filmada, pero no recuerdo que nadie dijera “Fue una lástima que la cámara sólo tuviera una ventanilla de Super 16 – lástima por el bokeh”.2

La Sony FS7 y la AJA CION por ejemplo, ambas son excelentes cámaras a su manera, una ya probada, la otra acaba de llegar al mercado masivo, pero ambas tienen sensores tamaño 35mm y mi alegato era por una “ventanilla” más pequeña de tamaño Micro4/3 o Super 16. La BlackMagic URSA Mini parece un cámara fantástica y también ha sido diseñada para poder operarla sobre el hombro pero esta cámara, de nuevo, tiene un sensor de Super 35.

Otra cámara interesante es la próxima JVC GY-LS300 (¿a los fabricantes japoneses no les encantan los títulos pegadizos?) que tiene una combinación de un sensor Super 35 y una montura de Micro 4/3 con “mapeo de escaneo variable”3 que permite poder elegir entre lentes MFT, Super 35 y Super 16. En principio, esto suena genial, pero una vez más vemos que el cuerpo de cámara tiene un diseño de mano en lugar de poder operarla a hombro con, además, un visor pegado en la parte posterior de la cámara en lugar de al lado. Este también es el caso del nuevo “nivel de entrada” Sony HXR-NX100 con su sensor de tamaño Súper 16 (y también, aparentemente, viene en versiones separadas de 24/30/60p y 25/50p; no se puedes rodar en diferentes formatos para diferentes países en la misma cámara; una restricción muy loca para la era multiformato en la que vivimos).

Una cuestión de diseño

El diseño de la cámara de vídeo sigue siendo muy conservador. Una videocámara digital es básicamente una lente, una montura y un sensor detrás de ella – y una serie de placas electrónicas. Puede tener cualquiera de las formas que quieras, pero la ergonomía todavía parece reflejar el diseño de las cámaras de cine de hace medio siglo. ¿Por qué? Una cámara basada en un armazón esquelético, diseñado para ajustarse al hombro, podría tener la lente en un extremo y la electrónica equilibrando el conjunto en el otro lado, con un monitor o un visor justo donde querías que estuviera.

Cuando mencioné que la cámara Aaton XTR era la cima del diseño de cámaras documentales, alguien, muy razonablemente dijo algo en el sentido de “sí, pero ¿cuál es su coste? Una pregunta justa y la respuesta en los precios actuales sería, supongo, algo así como el doble del precio de una Arri Amira. Históricamente hablando, los precios de las cámaras profesionales de hoy en día son extraordinariamente baratos. Hace veinte años, una cámara Betacam SP y sus accesorios básicos habrían estado en el rango de £25k a £30k (ese era el precio de venta en su día sin ajustarlo con la inflación de todos estos años). Pero esos precios deben ser vistos en su contexto histórico. Durante muchos años, existió la noción de un “kit estándar” (primero 16mm, luego BetaSP – cuando pasamos a la revolución digital, la diversidad se estableció) que los productores presupuestaron y que permaneció como un estándar durante muchos años. Era común alquilar una cámara durante tres años y tener la seguridad razonable de no sólo recuperar el dinero invertido en ella sino también obtener un beneficio. Ahora, por supuesto, las cámaras cambian tan rápidamente que es muy difícil establecer un “kit estándar” que podría durar cinco años o más. Por regla general, la industria es también mucho menos estable; muchos preferirían comprar directamente una cámara de bajo costo, que alquilar lo que necesitan.

Estos son tiempos extraordinarios para las cámaras. Además una cámara barata, como una DSLR, puede competir, en términos de calidad de imagen, con una cámara profesional que cueste de diez a veinte veces más. La desventaja de esto es, por supuesto, que hay una elevada presión para forzar los presupuestos de los equipos; porque se pueden obtener grandes imágenes de una cámara de bajo costo, entonces eso es lo que se “debería” de usar. Sin embargo, como he sugerido antes, las desventajas de la DSLR no son tanto con la calidad de imagen real, sino por todo lo demás.

1 Cuando uno utiliza una cámara de sensor Full Frame, practicamente no hay ninguna lente cinematográfica diseñada para este tipo de sensor, por lo que en muchos casos tendrás que acabar utilizando objetivos de fotografía, que tienen muchos problemas a la hora de trabajar con ellos a nivel cinematográfico.
2 El bokeh, es la estética que se consigue en la imagen a nivel de desenfoque, en función de los objetivos, la cámara y el tamaño de sensor de la misma.
3 Desde hace unos años, algunos modelos de cámara soportan que, en vez de generar una imagen escaneando el sensor completo, puedas escanear sólo una parte del sensor como si la cámara tuviera dos sensores o incluso 3, lo cual hace que tengas muchas más opciones de objetivos. Obviamente si el tamaño de sensor que se escanea es menor, el objetivo que estés utilizando se convierte en uno mucho más tele… Aunque esto te da muchísimas más opciones para salir de situaciones “complicadas”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s