Cómo evitar el look Sepia cuando intentas hacer más cálida la imagen en corrección de color.

escrito por Noam Kroll. 7 enero 2016

Cuando quieres hacer más cálida la imagen en postproducción, muchos coloristas inexpertos toman decisiones equivocadas y terminan dando a sus imágenes un aspecto sepia. Estos son los pasos que debes dar para que esto no ocurra nunca.

Es sorprendentemente común encontrar películas independientes pobremente coloreada que presentan tonos sepia en muchas escenas, que pasan desadvertidas. Esto es casi siempre el resultado de una técnica pobre en la sala de corrección color – y puede advertir que hay un amateur haciendo este trabajo a un público con un ojo entrenado.

La mayoría de las veces, este problema es el resultado de introducir demasiados tonos cálidos en una imagen mientras se corrige el color (en las sombras, los medios y las luces) para luego desaturar la imagen, generalmente intentando compensar todos los tonos cálidos añadidos en exceso. Esta es una receta perfecta para conseguir un aspecto sepia (si eso es lo que quieres) pero es un enfoque muy pobre para añadir tonalidades cálidas a tu imagen de manera general.

Para lograr un aspecto cálido más natural en tus imágenes (sin eliminar completamente otro tono o color del material) estos son los pasos que debes seguir:
1. Equilibra tu imagen.

1

Esta regla se aplica en la corrección de color sin importar el acabado que busques: siempre equilibra tu imagen antes de añadirle cualquier tipo de look. Si descuidas este paso, ya empezarás con el pie izquierdo y será difícil (si no imposible) recuperarlo.

Mantén la vista en los scopes mientras ajustas las ruedas de color hasta que tengas una imagen equilibrada. En este punto no vas a buscar ningún tipo de mirada creativa. Simplemente estás buscando un punto de partida neutral desde el cual puedas continuar construyendo.

2. Haz más cálidos los tonos medios.

2

Siempre recomiendo que empieces tu proceso para la creación del look final añadiéndo tonalidades cálidas a las “luces medias”. Hacerlo le dará un resultado mucho más agradable en comparación con añadir tonalidades cálidas a las sombras, o conseguirías algo incluso peor, aplicando tonalidades cálidas a toda la imagen.

Ciertamente hay momentos en los que deberías añadir tonalidades cálidas a las sombras, pero si trabajas desde un punto de partida neutro, “calentar” primero las tonalidades medias te llevará en una dirección mucho mejor. Al hacerlo, añadirá calidez a las áreas que más se notan (tonos de piel) pero dejará las sombras y las luces más frías, lo que le ayudará a mantener un buen contraste entre los colores de la imagen.

3. Ajuste sus sombras y reflejos

Dependiendo de cuanto hayas calentado (o no) las tonalidades medias, es probable que necesites hacer ajustes en las sombras y en las luces altas para equiparar cualquier cambio que se haya hecho hasta ahora. Por ejemplo, si has introducido demasiado calidez en los tonos medios, puede que haya tenido un efecto residual en las sombras y las luces, en cuyo caso tendrás que “enfriarlas”. Con esto en mente, asegúrate de no”enfriar” tus sombras demasiado.

A no ser, claro está, que quieras un look parecido a los grandes éxitos de taquilla al estilo de “Transformers”, con sombras azules y luces altas naranjas, sé muy cuidadoso con tus ajustes en las sombras. Siempre busca neutralizarlas, no estilizarlas (darles un color en concreto).

4. Ajustar la saturación

3
A estas alturas, tu imagen ya debería estar llegando al look que quieres. Deberías tener un look agradable y cálido que sale de los ajustes realizados en el paso dos, y el ajuste fino que hiciste en el paso tres debería haber ayudado a añadir una notable cantidad de contraste entre colores. Todo lo que queda es ajustar el nivel de saturación para ayudar a que todo se funda un poco más. Dependiendo de cómo de saturada estuviera tu imagen al principio, puede que necesites aumentar o disminuir la saturación para que los elementos de la imagen se vean bien. Nueve de cada diez veces, me ha tocado bajar un poco la saturación para lograrlo.

Dicho esto, ten cuidado si sientes que necesitas bajarlo para que la imagen se vea bien. Si ese es el caso, hay una buena posibilidad de que hayas añadido demasiados tonos cálidos en los pasos dos o tres y que necesites volver a empezar.
¿Tienes algún truco de corrección de color para compartir? Háznoslo saber en los comentarios.
Artículo de premiumbeat.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s