Diez consejos para ser director de fotografía

Anthony Dod Mantle es un ganador del Premio a mejor dirección de fotografía Británico. En 2009 ganó un Oscar a Mejor fotografía por “Slumdog Millionaire”.

Ganó un Bafta por el mismo film y otras películas incluidas “Rush”, “28 días después”, “127 horas” y “El último Rey de Escocia”.

Anthony Dod Mantle ha ganado multiples premios tanto por diferentes films, entre ellos "Slumdog Millionaire" y "El último rey de Escocia", como por su trabajo en TV que incluye series como  "Wallander".

Anthony Dod Mantle ha ganado multiples premios tanto por diferentes films, entre ellos “Slumdog Millionaire” y “El último rey de Escocia”, como por su trabajo en TV que incluye series como “Wallander”.

Acaba de rodar “Our Kind of Traitor”, con Ewan Mc Gregor y Damian Lewis en los papeles principales, que se estrenarán el próximo año. Aquí están sus 10 consejos para ser director de fotografía:

1. Se paciente y leal

Un director de fotografía es una persona que está detrás de la cámara y es paciente y leal y comprende a los actores, directores y productores.

Eres una persona clave en el set de rodaje. Tratas con todo lo que tiene que ver con el lenguaje visual de la película, serie de televisión o de la imagen en movimiento.

Todo lo que viaja a través de tu ojo y a través de la cámara, te toca juntarlo, todo el duro trabajo de mucha, mucha gente, para crear un acuerdo, con suerte unánime,  de lo que es una visión encantadora. Y eso sucede una de cada 10 veces.

2. Tómate tu tiempo

Crecí en Inglaterra y tuve la suerte de tener unos padres muy comprensivos, y muy tolerantes. Mi Mamá era pintora y mi papá trabajó en la agricultura. Hice mis estudios superiores y después comencé a viajar y ellos nunca me metieron prisa ni me molestaron.

Siempre fui curioso creciendo, pero no podía encontrar mi vocación y a diferencia de algunos padres que empujan a sus hijos, cosa que no haré nunca con los míos, ellos me dieron el espacio para continuar con la búsqueda.

Pasé un año en la India a los 24 años para encontrar lo que sería mi vocación. Tomé mil fotografías y aprendí por primera vez que una imagen puede significar mil y un diferentes cosas para las personas. Encontré esa fascinación y fue el comienzo de algo.

3. Muévete tanto tu cómo la cámara.

Tanto si estás trabajando en fotografía como en películas, se trata de contraste, luminosidad, densidad, exposición y todas esas cosas son cosas que deberías de saberlas.

Me he dado a conocer por el movimiento. Por qué y cómo mueves la cámara es una parte esencial de nuestro trabajo. Me llevó mis dos primeros años de mis cuatro años en la escuela de cine entender cómo renunciar al control de la imagen estática y mantener algún otro tipo de variación de la palabra control de la imagen en movimiento.

Cuando te mueves tanto tu como las cosas en el cuadro y la luz cambia, eso es lo más grande, el salto más complejo.  Controlando la luz, para ese momento en el que la película lo pide, eso es lo importante.

4. Tener una familia comprensiva.

Estás fuera durante muchas horas haciendo este trabajo. He pasado mi vida lejos y no sería capaz de hacer esto y no se lo recomendaría a nadie, salvo que les apasione.

Es un trabajo muy duro, tanto físico cómo mentalmente si no tienes que participar. Estoy lejos de mis seres queridos, algunas veces durante nueve meses al año. Tengo una familia muy comprensiva.

Te tienes que asegurar de que funciona para ti mientras estás lejos de casa. Te tienes que asegurar de que el equipo alrededor tuyo se comportan como deben y tienes que confiar y esperar que ellos también confíen en ti.

5. Renuncia a tu ego

Es muy insano, mentalmente, querer entrar en esta vocación sin ser consciente de la frustración potencial que supone no ser ni premiado ni aplaudido. Tu tienes que firmar un acuerdo invisible aceptando que serás comparativamente invisible, respecto de los actores y los directores.

La personalidad real de una película es un gran acuerdo a hacer con el director de fotografía, pero tiene más que ver con la alianza, confianza y entendimiento entre ti, el director y el productor.

Una vez que la maquinaría comienza a funcionar, la identidad y el ego desaparece como director de fotografía en la ecuación de hacer una película. Tienes que renunciar a tu ego.

El empuje y la pasión que inviertes en una película no siempre se termina devolviendo. Hay una película muy reciente que secretamente, profundamente, pensaba que realmente merecía un reconocimiento público y no sucedió y así es como funciona.

Un buen director tendrá que recordar para aplaudir a sus colegas y recordar que ellos pueden hacerse muy pequeños sin ellos, pero no son todos así.

6. Nunca dejes de aprender

Es un proceso de aprendizaje infinito y la curva de aprendizaje y todos en el set saben que nada va a funcionar sin el buen funcionamiento del departamento de fotografía, y eso lo diriges tu, así que tienes esa responsabilidad.

Si no sabes lo que estás haciendo, pronto estarás fuera. Así que si trabajas contra algo, o no entiendes o no conectas bien con el equipo, la máquina no va a funcionar adecuadamente -la película va a sufrir, los actores sufrirán, todo el proceso sufrirá, la forma de arte sufrirá también.

7. Evita los conflictos, siempre que puedas.

Una vez discutí con un director que conocía desde hacía 25 años. La película se titulaba “Anticristo” y terminamos con diferentes opiniones sobre las cosas y en vez de llorar aparte, simplemente se alejó.

Hicimos la película y la terminamos profesionalmente, pero fue una ruptura muy dura y eso me dolió, por que ambos sentíamos mucho respeto por el otro.

Tienes que evitar esa clase de cosas y eso es parte del entrenamiento real.

Está relacionado con la ingeniería social, no se trata de hacer que todo se vea bien y tener un conocimiento técnico enorme, se está integrando todo de eso con tu personalidad e integrando con lo que tienes que ofrecer.

8. Decide que te motiva.

Antes llegaba a pensar qué se podría hacer con una historia, tenía que revisar el guión y dejar que reaccionase simplemente y emocionalmente por lo que es y decidir si me motivaba.

No creo que pueda hacer nada bueno, haciendo lo que hago, si el material no me llega de alguna manera; desafiándome y comprometiéndome.

Puede ser en un nivel ateístico, un nivel político o cultural, puede haber otras dinámicas, pero tengo que decir que si no me toca de alguna manera, lo intentaré, pero estaré lejos de ello.

Estoy agradecido por todos los días que se me permite y me puedo levantar para ir a trabajar y trato de enseñar eso a mis estudiantes.

Es un tipo de enfoque que pienso que funciona, si uno es tan honesto como puede ser acerca de quién eres y lo que quieres después eso tiene sentido para mi.

9. Haz que la idea y la película crezcan.

Mi principal consejo será conseguir un mejor corte de pelo del que yo tengo y eres lo que comes, así que cuidate. Pienso que la educación, honestidad, confianza y determinación son esenciales.

Es muy duro y cada vez más. Una vez que estás envuelto artísticamente en un film, haz que la película crezca, ayuda a la idea y a la historia a que crezcan, tienes que creer que hay una razón por la cual has conseguido ese trabajo y tienes que darle algo a la película.

Tienes que pensar sobre como lo ves y cómo explicar tus pensamientos, tu imaginación y tus ideas en cada secuencia y compartirlas con el director y defenderlas. Nunca pelees, confía en la negociación y el entusiasmo. Sólo puedes hacer eso si estás en el lugar adecuado y tienes un compromiso genuino con esta vocación, no sobrevivirás sino lo haces.

10. Nunca te des por vencido, encuentra la puerta, después encuentra una vía para hacer que se abra.

Tengo un empuje y una determinación dentro de mi y no he podido encontrar la salida para ello. La capacidad, talento y empuje puede estar ahí, pero tienes que encontrar la forma de abrir la puerta, para después dar los pasos adecuados para llegar a ello.

No importa si a los 20 años la puerta no está abierta. Lo que importa es que creas que se puede abrir y creer que incluso si lleva 5 años encontrar la puerta, mantente creyendo, mantente activo, y se curioso sobre el mundo y las personas que te rodean.

Si esperas esos 5 años, esos años harán que tus pasos lleguen aún más lejos, así que cuando lo hayas conseguido serás capaz de tomar responsabilidades más grandes de las que hayas tenido si hubieras llegado antes. Mi carrera fue a pasos agigantados y muchas veces he pensado que eso fue así por que me llevo mucho tiempo llegar hasta allí, así que no te des por vencido!

Artículo traducido de la BBC News

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s